El Morrocoy

morrocoy

Proviene de la familia de las tortugas y pertenece al orden de los quelonios. Es el más pequeño de la subespecie y se diferencia por poseer manchas amarillas en su domo. Los morrocoyes son considerados animales amistosos, sociables y pacíficos. Viven en grandes grupos y poseen una gran capacidad de organización, razón por la cual los seres humanos suelen escogerlos como mascotas aunque tienden a ser muy exigentes ante sus dueños. En la familia de los quelonios, el morrocoy es el

más longevo de estos vertebrados, alcanzando en algunos casos los 100 años de vida.

Se conoce que el morrocoy data en la tierra desde antes de los dinosaurios y su evolución lleva más de 200 años, adaptándose a todos los cambios ocurridos desde aquella época, haciendo emerger nuevas especies.

Habitan generalmente en todo el continente americano y se pueden encontrar en ecosistemas de tierra, mar y aguas dulces. Pueden llegar a medir cerca de cuarenta y cinco centímetros de longitud y a pesar hasta diez kilogramos, lo cual los convierte en uno de los más pequeños en las especies y subespecies de los quelonios.

Físicamente, estos vertebrados poseen unas escamas particulares conocidas con el nombre de “escutelos”, que les permiten formar una coraza, donde se esconden por completo, metiendo su cabeza y sus patas cuando se encuentran en situaciones de riesgo. Se diferencia de las tortugas por tener una coloración en su domo con manchas amarillas en cada uno de sus “escutelos”, al igual que en sus patas con escamas del mismo color. Así mismo, los morrocoyes se diferencian de sus pares por carecer de dientes y, en su lugar, poseen sólo un pico de forma curva de mucha fuerza, que hace el trabajo de dientes para cortar y masticar su alimento.

Por tener un cuerpo físico de forma de cúpula o domo, los órganos de los morrocoyes se ven siempre afectados o en peligro, ya que sus vértebras, costillas y nervios se unen con su caparazón. Es por esto, que cualquier daño al éste puede causar su muerte, debido a que afecta directamente los centros nerviosos.

Son capaces de pasar meses sin tener ningún tipo de alimento. En situaciones de frío y sequía, se entierran por largas horas o días y lo único que necesitan es un poco de aire para respirar.

Extremidades cortas, uñas fuertes y pequeñas aletas, hacen de estos reptiles unos animales con una gran forma de adaptación, pues sirven para realizar nados acuáticos y estar en tierra.

En cuanto a la reproducción, el morrocoy presenta un dimorfismo sexual, lo cual permite distinguir el sexo entre la hembra y el macho. En la hembra, la armadura es plana, mientras que en el macho es cóncavo, lo cual hace más fácil al apareamiento. Por ser animales ovíparos, la hembra cava hoyos de gran tamaño para depositar sus huevos.

FUENTE: http://www.pac.com.ve

 

 

El Morrocoy

Por otro lado

Los 10 trucos esenciales: Lleva tu PC de Juego al límite

TuneUp Utilities después de un estudio exhaustivo, nos ofrece la guía esencial paso a paso para  [ ... ]


Un inventor chino quiere regalarle a Obama un cazamoscas

Un inventor chino se ha ofrecido a regalar al presidente estadounidense, Barack Obama, un cazamosc [ ... ]


Isla de Coche

La Isla de Coche es uno de los paraísos de nuestra tierra de gracia, sin ir muy lejos, ni saliend [ ... ]


el lenguaje corporal de tu perro

El lenguaje canino se basa en ladridos, movimientos y actitudes corporales. Todos los perros utili [ ... ]


Otros Artículos

Publicidad